Paulo Álvarez Bravo

Paulo.jpgSoy hijo del amor de una hombre y mujer común y corriente que en abril 26 de 1975 tuvieron la vocación de abrazarme llamándome Paulo, agregando cada cual sus apellidos paternos: Álvarez Bravo. Soy profesor de historia y antropología, poblador e integrante del Comité de Derechos Humanos de La Legua.

Este grupo de lectura lo hace en torno del padre Esteban Gumucio, signo de vida sencilla, coraje y dignidad entre los sencillos. También poeta, un creador que no opuso más que vida en la misma hora en que Chile era socavado de muerte.

Me gusta leer cualquier texto que denote el enjambre de trabajo y humanidad que el ser humano puede aspirar. A latinoamericanos como Paz, Bolaño, Arguedas, Asturias, Borges, Galeano agrego a otros grandes como Kafka, Camus y Stevenson. Es desde éste último que escojo un cuento cándidamente sentido para compartir con quien quiera: Apología del ocio, quizá, para que le hagamos caso.

Leer las entradas de Paulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s