Reseña: El olvido de sí, de P. d’Ors

el

Por Matías Valenzuela ss.cc.

El olvido de sí

Autor: Pablo D’Ors

Editorial: Pre Textos

Fecha de publicación: 2013

Páginas: 396

Temática: Es una biografía de Carlos de Foucauld, uno de los hombres más inspiradores del siglo XX, que ayudó a renovar la espiritualidad del Corazón de Jesús, poniendo en el centro la imitación de Jesús pobre y humilde obrero de Nazareth y la hermandad universal a través de una amistad sin condiciones llevada hasta el martirio. Es por lo mismo un libro de espiritualidad, pero a la vez es literatura, porque el autor escribe en primera persona, como si Carlos escribiera su propia vida desde el Assekrem, las montañas del Hoggar, donde convivió por años con los Tuaregg, nómadas de esas tierras donde el cielo y la tierra se juntan. El autor nos hace entrar en el mundo interior de Carlos con finura, profundidad e imaginación.

Lo mejor de la obra: pienso que actualiza la vivencia de Carlos con preguntas que son muy pertinentes para el hombre de hoy. Permite reconocer la actualidad del itinerario y las intuiciones del morabito y además permite al lector entrar en un derrotero por el cual se encontrará con sus propias preguntas e inspiraciones.

Lo peor de la obra: en algunos momentos es difícil saber hasta dónde llega la imaginación y comienza la realidad, pero eso la verdad ocurre en todo relato y en toda vida.

Una cita:

“Este patrimonio literario fue lo que erradicó definitivamente de mi corazón mis ridículas ínfulas de maestro, haciendo de mí ese discípulo y amigo  del pueblo que debe ser todo evangelizador. Ya en 1907 dejé de hablar de evangelización y empecé a hablar de amistad. La evangelización estaba como telón de fondo, por supuesto, pero mi trabajo – ser amigo de todos – sería algo así como su preparación remota y necesaria. No es posible evangelizar a nadie del que antes no te hayas hecho amigo. Pero la amistad es un ideal en sí mismo, de modo que no debe ser instrumentalizada con otro fin. De mi celo evangelizador pasé a la estrategia de ser amigo para evangelizar y de ahí a la amistad en sí misma y así fue como recibí el evangelio que pretendía predicar. Porque no se puede evangelizar sin antes ser evangelizado; y porque no hay dar que sea meritorio si, al tiempo, no se sabe recibir. La amistad es el mejor modo de evangelización, pero de uno mismo en primer término. Evangelizar, además, no consiste en dar a alguien lo que no tiene, sino en permitir que sea él o ella quien lo descubra  por medio tuyo” (327).

“En estas montañas veo con toda claridad que la meta de mi vida, que no es otra sino Dios, ha dejado de preocuparme por la sencilla razón de que a Dios me lo encuentro a diario en el camino mismo. Dios no me preocupa; me preocupa el camino que me conduce a él, es decir, la oración y el ayuno, a los que he dedicado las primeras páginas de estas memorias, así como la limosna y la hospitalidad, a las que he dedicado las últimas. Antes pensaba que era el término de mi oración, de mi limosna y de mi ayuno cuando me encontraría con Dios; con el tiempo he ido descubriendo que era en la oración, en la limosna y en el ayuno mismo donde Dios me esperaba. Todos nos ahorraríamos muchas tribulaciones si comprendiéramos esta verdad tan elemental: que Dios no está al final de la búsqueda, sino en la búsqueda misma”(339).

A quién se lo regalaría: a todos, pero en especial a una persona que esté buscando profundizar en la vida, que esté en búsqueda y que quiera dejarse animar e interpelar por un hombre que caminó incansablemente por amor, abrazando la existencia oscura y humilde de Dios, obrero de Nazareth.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s